Debido a la contaminación del aire las mujeres embarazadas no deberían utilizar el coche

0
22

El 57% de las mujeres pasan más tiempo en un automóvil cuando están embarazadas, lo que expone a su hijo a niveles de contaminación peligrosos, según una encuesta realizada por Clean Air Day.

Los niveles de contaminación son casi el doble dentro de un automóvil en comparación a la contaminación exterior. A muchas mujeres con varios meses de embarazo les resulta demasiado cansado caminar, por lo que utilizan este tipo de transporte. Esto podría significar que 2.6 millones de bebés de Reino Unido han estado expuestos a la contaminación del aire antes de nacer en los últimos 6 años.

Investigaciones anteriores han sugerido que existen vínculos entre la exposición de las mujeres embarazadas a la contaminación del aire y el parto prematuro, bajo peso al nacer, mortalidad infantil y problemas respiratorios infantiles.

«El resto de la sociedad debe reconocer que para las mujeres embarazadas, a veces viajar en automóvil es la única opción y que todas tenemos un papel que desempeñar para reducir la contaminación que afecta a la próxima generación», dijo Chris Large, del Plan de Acción Global de caridad ambiental.

La organización benéfica espera que la investigación aumente la conciencia sobre los efectos de la contaminación del aire en las mujeres embarazadas y la próxima generación y resalta las formas en que las mujeres embarazadas puedan evitar altos niveles de contaminación del aire exterior, como trabajar desde casa si su trabajo lo permite.

Jonathan Grigg, profesor de Medicina Respiratoria y Ambiental Pediátrica en la Universidad Queen Mary de Londres, agregó: «La contaminación del aire está teniendo un impacto devastador en la vida de todos, especialmente los niños y los embriones».

«Estos impactos en la salud pueden aumentar el riesgo de padecer neumonía o asma, y un menor crecimiento de la capacidad pulmonar. Esto evidencia cuán vital es que todos tomemos medidas para reducir la contaminación del aire y la necesidad de normas y políticas más estrictas para abordar este problema».

La investigación publicada por Queen Mary el año pasado reveló que pequeñas partículas de carbono, presentes en los humos de los vehículos de gasolina y diésel, fueron descubiertas en placentas de madres de bebés nacidos en Londres.