El aumento global de temperatura atribuible a factores externos

172

Investigadores de la Universidad de Oxford han confirmado que la actividad antropogénica y otros factores externos son responsables del aumento de la temperatura global. Este hecho ha sido consensuado por la comunidad científica durante mucho tiempo, permaneciendo la incertidumbre sobre como los ciclos naturales del océano estarían influyendo en el calentamiento global durante el paso de múltiples décadas. La respuesta actual es: entre poco y nada.

En un nuevo estudio, publicado en Journal of Climate, los investigadores del Instituto de Cambio Medio Ambiental observaron los registros para la temperatura de océanos y continentes desde 1850. Aparte de los factores producidos por el ser humano como las concentraciones de gases de efecto invernadero, también se tuvieron en cuenta otros hechos como erupciones volcánicas, actividad solar y picos de contaminación del aire. Los resultados mostraron que la actividad lenta de los ciclos del océano no explican los cambios a largo plazo sobre la temperatura global, lo cual incluye las suficientes décadas de calentamiento rápido o lento.

«Ahora se puede decir con certeza que los factores antropogénicos como las emisiones de gases de efecto invernadero y contaminación particulada, junto con los cambios cada año producidos por fenómenos naturales como las erupciones volcánicas o El Niño, son suficientes para explicar virtualmente todos los cambios a largo plazo en la temperatura», dice el autor del estudio, el Doctor Karsten Haustein. «La idea de que los océanos puedan afectar directamente sobre el clima, de forma fría o cálida, durante múltiples décadas en el pasado, y además lo realice en el futuro, no parece que sea correcto».

El estudio mostró que el calentamiento global que se origina durante el periodo de «calentamiento previo» (1915-1945) también era un factor producido por factores externos. Se estipuló que, en gran medida, estos cambios se debían a la temperatura natural del océano, lo cual es el motivo de incertidumbre de cuanto está influenciado el calentamiento global por factores naturales impredecibles.

«Nuestro estudio mostró que no había hechos ocultos que aumenten de temperatura», señala el co-autor del estudio, el Doctor Friederike Otto. «El cambio de temperatura que observamos se debe a los hechos que conocemos. Esto suena aburrido, pero en algunos casos aburrido resulta muy importante. En este caso, significa que no encontraremos sorpresas cuando estos hechos cambien, como la emisión de gases. La buena noticia, esto significa que cuando la concentración de gases de efecto invernadero disminuye, la temperatura también lo hará como se puede esperar; la mala noticia es que no hay factor que nos salve del aumento de temperatura de antemano, si fallamos en limitar drasticamente la emisión de gases de efecto invernadero».

Puede consultar la publicación completa en el siguiente enlace: https://journals.ametsoc.org/doi/10.1175/JCLI-D-18-0555.1