El Aulario IndUVa recibe el certificado que acredita la excelente calidad del aire interior del edificio

153

El Rector de la Universidad de Valladolid, Antonio Largo Cabrerizo, ha recibido hoy miércoles, 11 de marzo, de manos de la Asociación Española para la Salud, el Confort y la Calidad del Ambiente Interior, el certificado que acredita que el Aulario de la Escuela de Ingenierías Industriales, el IndUVa, ha obtenido el Certificado AESCAI Diamante, la mayor calificación de calidad de aire interior de edificios. El acto ha tenido lugar en el vestíbulo del propio aulario.

Importancia de la calidad del aire interior de los edificios

La calidad del aire que respiramos afecta no solo a nuestro bienestar, también a nuestra salud, a nuestra motivación, a nuestra productividad en el trabajo, a nuestra capacidad de atención y a nuestro rendimiento lectivo.

Un ejemplo de ello es que, según la OMS, la mala calidad del aire que respiramos es la responsable de 1 de cada 7 muertes en el mundo, o lo que es lo mismo, 8 millones de muertes al año en el mundo se deben a la mala calidad del aire que respiramos.

Estamos muy concienciados con la calidad del aire de las ciudades en que vivimos, y los municipios más importantes incorporan sensores de calidad de aire exterior, cuyos datos están disponibles para el público.

Esta concienciación está totalmente justificada, ya que según la OMS, el 91% de la población mundial vive en lugares cuyos contaminantes exceden los niveles recomendados.

Sin embargo, a menudo no damos la importancia que merece la calidad del aire del interior de los edificios, cuando es en el interior de los edificios donde pasamos más del 80% de nuestro tiempo, y donde algunos contaminantes pueden ser hasta 5 veces más altos que en el exterior, lo que resulta contradictorio.

Según estudios del UK Green Building Council, una pobre calidad del aire interior disminuye el rendimiento en el trabajo hasta un 10% y da lugar a un 35% más de bajas laborales, en comparación con un edificio que tenga una adecuada calidad del aire interior.

Certificado AESCAI de Calidad del Aire Interior

Concienciada por la importancia que la calidad del aire interior de los edificios tiene en el bienestar y en la salud de las personas, la Asociación Española para la Salud, el Confort y la Calidad del Ambiente Interior, AESCAI, ha desarrollado el Certificado AESCAI de Calidad del Aire Interior.

Este Certificado AESCAI se une a otros certificados de edificios de reconocido prestigio, utilizados para reconocer la eficiencia energética, el respeto al medio ambiente y/o la salud y el confort de las personas, como son LEED, BREEAM, WELL, PASSIVHAUS y VERDE.

El certificado AESCAI, desarrollado en 2019, es el más nuevo de todos ellos, y se diferencia de todos ellos en varios aspectos:

– Aborda en exclusiva las características de los edificios que más afectan a la salud y el confort de las personas: La calidad del aire interior, la temperatura y la humedad.

– Permite asegurar que el aire interior del edificio certificado es adecuado para la salud, el bienestar, el rendimiento académico o laboral y la motivación de los ocupantes.

– Para cada contaminante del aire no establece un solo valor límite, sino que establece un valor básico de certificación (exigencia estándar) que posibilita la certificación y un valor avanzado de puntuación (exigencia avanzada) que contribuye a mejorar la calificación, que puede ser AESCAI Plata, Oro, Platino o Diamante, que es la máxima puntuación.

– Debido a su ámbito focalizado en la calidad del aire interior de los edificios, la temperatura y la humedad, permite realizar la certificación en la cuarta parte de tiempo y en la cuarta parte del coste que la mayoría de los otros sistemas de certificación de edificios.

– Contribuye a mejorar la calidad del aire interior de los edificios mediante las recomendaciones de los técnicos acreditados AESCAI que realizan la certificación

El Aulario IndUVa de la Universidad de Valladolid: Primer edificio certificado AESCAI

La Universidad de Valladolid está totalmente comprometida con la salud y el bienestar de sus alumnos, sus profesores y su personal de administración y servicios (PAS) y por eso ha decidido que uno de sus edificios sea el primero de España en optar a la certificación AESCAI de Calidad del Aire Interior, y comprobar, a través de una entidad independiente, que el aire que respiran sus alumnos, profesores y PAS es saludable y contribuye a la motivación y calidad docente, a la atención y éxito académico y a la satisfacción y bienestar de todos ellos.

El edificio elegido para esta primera certificación AESCAI ha sido el aulario IndUVa de la sede Mergelina, que es el último edificio construido por la Universidad de Valladolid, que ha conseguido múltiples premios nacionales e internacionales, y que está finalizando sus procesos de certificación LEED y WELL.

Este edificio, en lo relativo a calidad del aire interior dispone de varias características excepcionales:

– Entradas al edificio con vestíbulo y felpudos de 3 metros de longitud a fin de minimizar la suciedad y contaminantes que entran en el edificio por las puertas de entrada. Estos felpudos de 3 metros son habituales de los edificios certificados LEED y WELL.

– Utilización de pinturas, sellantes y materiales en general con nula o muy baja presencia y generación de formaldehidos y volátiles orgánicos, que podrían dar lugar a generación de olores irritantes y cancerígenos.

– Medidas excepcionales durante la obra para evitar que se acumule polvo en el interior de conductos o equipos de climatización, como son el sellado de todos los orificios o huecos en equipos y conductos durante la ejecución, y la aspiración de polvo que pueda haberse depositado en el interior de los conductos previamente a la colocación de las rejillas.



– Incorporación en el climatizador principal de un recuperador rotativo entálpico con rotor higroscópico que permite recuperar el calor y la humedad del aire que sale del edificio, consiguiendo de este modo ahorrar energía y dotar al aire interior de la humedad adecuada.

– Sensores de CO2, de temperatura y de humedad relativa en cada una de las aulas, que permiten optimizar el funcionamiento de las cajas de volumen de aire variable con baterías de frío y de calor en cada aula, de modo que se garantiza la adecuada calidad del aire y el adecuado confort térmico, con un consumo optimizado de energía.

El resultado de la certificación AESCAI de Calidad del Aire Interior

El edificio ha sido evaluado respecto a contaminantes habituales de interiores:

*Partículas PM10

*Partículas PM2,5

*CO2 (Dióxido de Carbono)

*Formaldehido

*Compuestos Volátiles Orgánicos (COV)

*Radón

Y también ha sido evaluado respecto a contaminantes habituales de exteriores, pero que también se localizan en el interior de los edificios:

*CO (Monóxido de Carbono)

*O3 (Ozono)

Asimismo se han evaluado parámetros higrotérmicos:

*T (Temperatura)

*Hr (Humedad)

Se han realizado mediciones en 14 aulas, en la zona de bedeles y en un almacén de sótano, siguiendo el procedimiento AESCAI para la toma de datos de contaminantes y parámetros higrométricos en interiores.

El resultado ha sido que todas las concentraciones de compuestos químicos y partículas registrados, así como la temperatura y humedad se encuentran en niveles adecuados para la salud, el confort y el bienestar de los ocupantes, y que el 80% de ellos se encuentra en niveles excepcionalmente buenos, lo que da lugar a que el aulario induva de la universidad de valladolid sea merecedor y haya obtenido el certificado aescai diamante, que es la mayor calificación de calidad de aire interior de edificios.