Polvo de Cobalto, peligro azul en el trabajo

478

Año tras año, tanto en paises desarrollados como en desarrollo, la sobreexposición a polvo como son las partículas de cobalto causa enfermedades en el puesto de trabajo, incapacidad temporal o permanente e incluso la muerte. El polvo en el puesto de trabajo puede contaminar también o reducir la calidad de los productos, ser el origen de incendios y/o explosiones, o dañar el medio ambiente. Algunos tipos de polvo presentan más riesgo que otros. Es primordial para las empresas que estén prevenidas frente a este riesgo, tomando medidas que eviten los efectos nocivos de cada tipo de polvo.

¿Qué es el cobalto?

El cobalto (Co) es un metal duro de color gris azulado. Se encuentra de forma natural en rocas, suelo, agua, plantas y animales. Como aplicación industrial, se emplea en herramientas de corte y perforación, pigmentos en cerámicas y vidrios, entre otras.

¿Cómo entra el cobalto en el cuerpo?

El cobalto se absorbe principalmente por vía respiratoria y/o gastrointestinal — tanto por respirar aire que contenga polvo de cobalto o por ingesta de agua o comida con este elemento presente.

De acuerdo a la declaración de salud pública realizada por la Agencia de Sustancias Tóxicas y Registro de Enfermedades (ATSDR), la cantidad de cobalto inhalado que permanece en los pulmones depende del tamaño de las partículas de polvo las cuales, dependiendo de como de bien se disuelvan, determina la cantidad que se absorbe hacia la sangre. Si las partículas se disuelven lentamente, entonces permanecerán más tiempo en los pulmones.

Las muestras de tóxicidad se han datado en base a la inhalación de polvo industrial que contenga cobalto. La declaración de ATSDR explica que «… los trabajadores que respiran aire con una concentración de 0.038 mg de cobalto/m3 (aproximadamente 100000 veces mayor a la concentración normal presente en el aire ambiente) durante 6 horas, tienen problemas para respirar. Los graves efectos sobre los pulmones, incluyendo asma, neumonía y jadeos, se han encontrado en personas expuestas a 0.005 mg de cobalto/m3 mientras trabajan con metales duros, como una aleación de cobalto y wolframio».

Disminución del riesgo

La exposición en el puesto de trabajo al cobalto se asocia principalmente con la producción de polvo, herramientas y su uso en herramientas duras para manufactura de productos industriales.

El Control de Sustancias Nocivas y Regulación para la Salud de 2002 (COSHH) publicado por el Ejecutivo de Salud y Seguridad (HSE) en Reino Unido contiene un gran conjunto de directrices para los trabajadores. Algunas de estas incluyen:

-Evaluar el riesgo para la salud de los trabajadores e identificar las precauciones necesarias para su protección.

-Prevenir a los trabajadores de estar expuestos a estos compuestos, o donde no sea posible realizarse, controlar correctamente dicha exposición.

-Reducir la exposición de los trabajadores a los compuestos tranto como sea efectivo y en cualquier caso por debajo al limite de exposición en el trabajo (WEL) asignada para 0.1 miligramos por metro cúbico en aire, promedio, durante un periodo de 8 horas.

-Controlar cualquier humo y polvo, de forma eficiente, en el trabajo.

-De igual forma, los trabajadores deben emplear el correcto equipo de extracción y otro tipo de control correcto de medición, llevando siempre equipo de protección, y usar con asiduidad las zonas dispuestas para el lavado.

-Una forma efectiva para disminuir el riesgo por polvo de cobalto, consiste en intalar purificadoras de aire industrial.