La localidad navarra de Leitza dispondrá de viviendas pasivas construidas con madera certificada

184

Actualmente se está llevando a cabo la construcción de viviendas de protección oficial Passivhaus construidas con madera contralaminada o CLT. Están ubicadas en la localidad de Leitza. Es un diseño pasivo que otorga buen confort interior y un consumo energético muy reducido tanto en calefacción como en refrigeración.

Según la constructora Precom, se trata de las primera viviendas de protección oficial construidas con madera certificada de la localidad. El diseño reduce hasta un 75% las necesidades de calefacción y refrigeración y puede reducirla incluso más con la instalación de energías renovables.

La madera certificada que le otorga el carácter sostenible al proyecto, tiene la capacidad de regular la humedad ambiental, reducir las radiaciones electromagnéticas y funciona como un interior. Al disponer además de mayor aislamiento que una vivienda convencional tiene mayor protección contra el ruido. Las viviendas están dotadas asimismo de filtrado de aire para evitar la entrada de polvo y polen.