Los contaminantes del medio ambiente afectan al envejecimiento celular

272

Investigadores han descubierto relaciones entre algunos contaminantes con enfermedades, un descenso en la esperanza de vida y signos de envejecimiento prematuro, como arrugas y manchas de edad. Pero, ¿puede el envejecimiento acelerado ser detectado a nivel celular en personas sanas expuestas a contaminantes? Actualmente, investigadores de la revista ACS Environmental Science & Technology señala las características del envejecimiento en la población (ADN mitocondrial y longitud telomérica), los resultados no están tan claros.

Algunos contaminantes ambientales producen que la mitocondria — la fuente de energía celular — libere más especies más reactivas, que pueden dañar el ADN, en estos orgánulos y producen inflamación. Los telómeros, los extremos protéicos terminales de ADN al final de los cromosomas que permite que estos continuen dividiendose, también son sensibles a situaciones de estrés ambiental. Telómeros cortos son un indicio de envejecimiento, mientras que telómeros inusualmente largos se pueden encontrar en células cancerígenas. Michelle Plusquin y colaboradores de la universidad de Hasselt buscan si los contaminantes de forma aislada, o combinaciones de estos, pueden afectar al ADN mitocondrial o longitud telomérica en la población.

Para poder conocerlo, los investigadores analizaron varios contaminantes en muestras de sangre y orina de 175 adultos (entre 50 y 65 años de edad) inscritos en el estudio Flemish de Medio Ambiente y Salud. El equipo determinó el contenido de ADN mitocondrial y longitud telomérica de las células sanguíneas de los participantes. Los investigadores emplearon modelos de varios contaminantes para estudiar los mismos de manera simultanea, una novedosa aproximación en ciencias medio ambientales. Encontraron que la gente con niveles elevados en orina de cobre y ácido sulfónico-perfluorohexanoico tienen una disminución del contenido de ADN mitocondrial, mientras que un nivel elevado de cobre y ácido perfluorooctanóico están relacionados con telómeros más cortos. Por otro lado, algunos contaminantes están asociados tanto con el contenido de ADN mitocondrial como telómeros largos. Estos descubrimentos sugieren que los contaminantes repercuten en los signos de envejecimiento celular, a pesar de que se necesite más investigación para determinar el mecanismo de acción y los efectos biológicos, señalan los investigadores.

Puede consultar la publicación completa en el siguiente enlace: https://pubs.acs.org/doi/10.1021/acs.est.8b07141