Un pequeño aumento en la exposición a largo plazo a partículas finas (PM2.5) conduce a un gran aumento en la tasa de mortalidad por coronavirus

304

Un último estudio realizado por científicos de la Universidad de Harvard mostró que existe una gran superposición entre las causas de muerte de los pacientes con coronavirus y la exposición a la contaminación del aire, su estudio encontró que un aumento de solo 1 microgramo se asocia con un aumento del 15% en la tasa de mortalidad.

El estudio dice que debido a que se sabe que la exposición a la contaminación del aire daña el corazón y los pulmones, aumenta la vulnerabilidad a experimentar los resultados más graves del coronavirus.

Los investigadores obtuvieron recuentos de muertes por coronavirus en todos los condados de los Estados Unidos y calcularon la exposición a largo plazo a PM2.5 entre 2000 y 2016 utilizando un modelo de cuadrícula. Consideraron variables como la densidad de población, el origen étnico, el IMC, el porcentaje de fumadores y el clima.

Sin embargo, los Estados Unidos tardaron en implementar pruebas a gran escala para el virus, y los investigadores dijeron que la incapacidad de cuantificar con precisión el número de casos debido a esta capacidad de prueba limitada es una limitación potencial del estudio.

Con el presidente Trump haciendo retroceder los estándares de emisión de vehículos durante la pandemia, los investigadores advirtieron que el incumplimiento de las regulaciones de contaminación del aire existentes durante la crisis actual podría aumentar el número de muertes por coronavirus.

El estudio de Harvard es el segundo publicado esta semana para vincular los resultados mortales de coronavirus con la exposición a la contaminación del aire. Un estudio europeo sugirió que la mayor tasa de mortalidad por coronavirus en las regiones del norte de Italia podría deberse a que los residentes han estado expuestos a altos niveles de contaminación del aire durante muchos años. La mortalidad es de alrededor del 12% en las dos regiones, mientras que solo es aproximadamente el 4.5% en el resto de Italia, donde la calidad del aire es mejor.

Ayer, el Grupo de Expertos en Calidad del Aire, a pedido de Defra, lanzó una llamada a la evidencia de las comunidades de investigación y calidad del aire para abordar los cambios en curso en la calidad del aire del Reino Unido debido a la crisis del coronavirus.

Han formulado una serie de preguntas clave que esperan exploren las interacciones entre la contaminación del aire y el virus, con la evidencia que posiblemente respalde la toma de decisiones sobre la gestión de la calidad del aire en las próximas semanas y meses.

Fuente:www.airqualitynews.com